logo
Cómo cocinar salmón chileno congelado

Cómo cocinar salmón chileno congelado

En esta ocasión te vamos a dar una idea de cómo cocinar el salmón chileno congelado que podés conseguir en nuestra tienda online. Así vas a poder preparar un plato saludable y delicioso. Sin duda, estamos frente a un producto con una fuente importante de omega 3. Un ácido graso esencial que todos deberíamos incorporar en nuestra dieta.

El salmón chileno mar austral puede preservarse congelado por alrededor de un año. Lo podés sacar del freezer en el mismo momento en que vos quieras usarlo. No es necesario que lo descongeles previo a su cocción. De hecho, de acuerdo a los consejos de Alaska Seafood Marketing Institute, esto sería un error.

Aunque si por alguna razón lo necesitás descongelar, lo recomendable es que lo dejés unas 24 horas en la heladera.

Por otra parte, comprar salmón congelado permite que en cualquier momento tengas una opción práctica y sana. Cabe destacar que la calidad está directamente relacionada con que el pez se enfríe luego de su captura. En nuestra página, los pescados y mariscos que tenemos se congelan velozmente en su mejor etapa de frescura.

Receta sencilla de salmón

Un toque óptimo de humedad

Para esta receta no necesitás descongelar el salmón. En la primer parte buscaremos obtener un plato al vapor. Para ello, vas a tener que envolver el salmón mediante una hoja de papel aluminio grueso. Aunque si en casa tenés el papel más fino, ahí serían dos capas.

Recordá siempre colocarle sal a gusto, al igual que otros condimentos. Sobre esto, te vamos a dejar algunas ideas al final del artículo.

Esta primer etapa del proceso va a permitir que el pescado expulse la humedad. Por esta razón, vas a tener que cocinarlo envuelto con papel aluminio por 5 minutos en el horno.

Luego, en la segunda etapa sacás el papel aluminio. De esta forma, el salmón se deja cocinar al horno. El objetivo de esto será quitar el exceso de humedad.

Mientras tanto, parte de la humedad será reabsorbida por el salmón. El tiempo en esta etapa rondará alrededor de los 10 minutos de cocción. Pero tené en cuenta que esto varía según el grosor del pescado.

¿Cómo debe estar el horno?

Antes de todo, necesitás precalentar el horno a 220º por unos 10 minutos o un poco más. El objetivo es que el interior obtenga una temperatura segura y que la cocción sea total. La temperatura ideal que deberá alcanzar el interior es de 60°.

Condimentos y salsas que van bien con esta receta

Hay muchas especias que van bien con el salmón. A continuación podés ver algunas:

  • Orégano.
  • Pimienta.
  • Perejil.
  • Ajo.
  • Eneldo.
  • Estragón.
  • Cebolla crujiente: Este producto también podés adquirirlo en nuestra tienda. Recordá que podés descongelar sólo la cantidad que vayas a utilizar.

Salsas: Ideas prácticas

  • Salsa con crema de acelga.
  • Salsa de chauchas.
  • Salsa de mostaza y miel.

Recomendaciones adicionales

Nunca coloques el salmón congelado debajo de la canilla de agua. En vez de ayudar, sólo vas a generar que el pescado quede aguado. Lamentablemente, con esta técnica errónea lo único que vas a causar es la pérdida de su sabor.

Por otra parte, tampoco tenés que descongelar el salmón congelado mediante el microondas. De esta forma, sólo vas a conseguir un pescado cocido a medias.

Finalmente, recordá que la cocción es con la piel. Un error habitual es quitarla. Por más que no comas la piel, podés retirarla fácilmente después de la cocción. Mantener la piel ayudará como barrera para que el pescado retenga humedad. De esta forma vas a evitar que se reseque.

Compartir esto: