logo
Empanadas de Atún o Salmón: un placer gourmet

Empanadas de Atún o Salmón: un placer gourmet

Las empanadas son siempre un éxito por su versatilidad, ya que podemos rellenarlas de cualquier cosa para sorprender a nuestros comensales. Es ideal siempre tener tapas de empanadas congeladas en el freezer para usar en cualquier ocasión. En este caso vamos a preparar empanadas de salmón y empanadas de atún, ideales para salir de las típicas empanadas de carne o jamón y queso y agregar variedad a la mesa.

La forma ideal de descongelar las tapas de empanadas es pasarlas a la heladera la noche anterior. Aunque también se pueden dejar a temperatura ambiente algunas horas antes de usarlas. Es importante que te asegures de que la masa esté completamente descongelada antes de separar las tapas, para evitar que se rompan. Las tapas para empanadas que ofrecemos en Glacial son sin conservantes, siendo una opción más saludable y con mejor sabor de las que habitualmente encontramos en los supermercados.

Para preparar unas exquisitas empanadas de salmón, vas a sumergir 250 gramos de salmón sin piel en caldo de verduras o caldo de pescado por unos 15 minutos, para luego desmenuzarlo.

Mientras tanto irás preparando cebolla y morrón, podés comprarlos ya picados y precocidos en nuestra web o tiendas, y simplemente descongelarlos a temperatura ambiente. Una vez que estén descongelados los vas a saltear en aceite de oliva y condimentar con sal; dejales el jugo para que las empanadas no estén secas, y también podés agregarle un poco de caldo a la mezcla. Dejás enfriar todo y lo juntás con el salmón. Luego a cada tapa le agregás un poco de mezcla y la cerrás. Cociná al horno en fuego medio hasta que estén listas.

Para hacer empanadas de atún podés utilizar también cebollasmorrones congelados. Volvemos a descongelar a temperatura ambiente y agregamos el atún para luego saltear en una sartén, una vez que todo esté frío le agregás huevo duro picado y aceitunas picadas, mezclás todo y condimentás la mezcla. Al igual que con las empanadas de salmón, le agregás un poco a cada tapa de empanada y las cerrás. Las metés al horno unos 20 minutos y ¡listo!, unas empanadas riquísimas.

Compartir esto: